Paso a Paso #15 CULTIVO DE SEMILLAS FEMINIZADAS

julio 14, 2016 6:42 pm

La feminización de semillas de cannabis a través de STS (Tiosulfato de plata).

En los inicios del cultivo de cannabis todas las semillas de las que se disponían eran regulares. Es decir, de ellas se podían obtener tanto ejemplares machos como hembras. Este hecho limitaba a muchos cultivadores al no poder asegurar el sexo de la planta que estaban cultivando. Se podía estar criando un macho que habría que sacrificar posteriormente.

El poder obtener semillas que garantizaran plantas de cannabis del sexo femenino fue la meta que todo banco de semillas quiso
alcanzar. Surgieron amplios estudios en relación con la manipulación del sexo de las plantas de cannabis llevados a término por Moham Ram y Jaiswal 1973, y Moham Ram y Sett 1985. Estos dieron con determinadas claves que determinan la sexualidad de la planta de cannabis.
Según estos estudios, las plantas de marihuana manifiestan su sexo acorde a los niveles hormonales que regulan el ácido giberélico (GA) y el etanol. Altos niveles de ácido giberélico en las plantas producen que éstas se vuelvan hembras. En cambio si se estimula la producción de etanol, las plantas se vuelven machos. Ante condiciones favorables de cultivo es el ácido giberélico el que aumenta en concentración y favorece la manifestación de una mayor número de plantas hembras.

Obtener semillas que sean 100 % hembras.

Podemos definir la feminización como la técnica utilizada en cannabis para obtener semillas que sean 100 % hembras. Esta técnica consiste en revertir a macho, plantas que se han manifestado originariamente como hembras. Con el polen que producen estas plantas revertidas se polinizan plantas hembras, obteniendo como resultado semillas hembras, ya que se poliniza con polen que procede de un macho que en su origen era una hembra.

[/su_service]

Categorizado en: