Los clubs de Barcelona contra las cuerdas

julio 28, 2021 1:19 pm

Si pensabais que este verano la cosa no estaba suficientemente caliente, con unas temperaturas de récord que están consiguiendo poner al límite nuestros cultivos y hacer temblar nuestras expectativas de cosecha, el tema con los clubs y asociaciones cannábicas puede alcanzar niveles de verdadero infierno en los próximos meses.

Primero llegó la suspensión de la Ley de Asociaciones Catalana por parte del Tribunal Supremo, al entender que el Ayuntamiento de Barcelona no tiene competencias para regular el cannabis sino que es competencia del Estado. Después, se ha desestimado el recurso de casación que interpuso el propio Consistorio, por lo que más de 200 Asociaciones de la ciudad pueden verse afectadas por la inseguridad jurídica actual.

Más de 225 asociaciones cannábicas instaladas en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha comunicado que estas entidades deberán ajustarse a la legalidad vigente y ha anunciado que se llevarán a cabo diferentes acciones, entre ellas inspecciones, para confirmar que así es. También se creará un grupo de trabajo para plantear posibles reformas legislativas a nivel autonómico y estatal. Asimismo, se insta al Gobierno Central a que resuelva esta complicada situación, que posiblemente traerá graves consecuencias a la salud y la seguridad de las personas usuarias y su acceso seguro al cannabis.

Mientras, las organizaciones sociales reclaman a los políticos mayor responsabilidad y celeridad en el proceso, así como el fin de la represión en todo el estado.

Ya no podemos esperar más. Regulación ya!

Las asociaciones llevan lidiando demasiado tiempo con la presión policial y judicial, con la dejadez política, con la estigmatización mediática o con la injerencia de fuertes sectores económicos. Incluso con plagas, como la que ahora nos oprime y penaliza el contacto social, el acceso seguro a la información y a la propia planta, labor que estas asociaciones han ejercido durante años y merece ser reconocida.

Cannabis en tiempos del Coronavirus

Por supuesto no hay que olvidar la labor de reducción de riesgos que llevan a cabo las asociaciones en colaboración de entidades como Energy Control y que tan útiles resultan para las personas usuarias, por ejemplo el decálogo de Cannabis en Tiempos de Coronavirus, que no está de más recordar y que da recomendaciones tan útiles como estas acerca de las diferentes formas de inhalar cannabis.
¡Conoce sus diferencias y riesgos!

Decálogo de Reducción de Riesgos

Fumado

Es una vía de efecto rápido en la que el control de la dosis es relativamente fácil, pues la persona que consume puede parar cuando alcanza los efectos deseados. Existen riesgos pulmonares asociados a la combustión, que aumentan si se mezcla con tabaco.
Recuerda que es recomendable para proteger tus vías respiratorias utilizar un filtro de los que se usan en los cigarrillos o un filtro de carbono en lugar de un cartón o boquilla (mora) al liarlo. Las moléculas psicoactivas atraviesan el filtro sin problema. El aprovechamiento de la sustancia es el mismo, pero con menos riesgos.

Pipas y Bongs

Aunque no suele acompañarse el cannabis de tabaco y se produce un enfriamiento del humo por el filtrado de agua (bong) o por la longitud de la pipa que puede hacer sentir las caladas más suaves, los riesgos pulmonares son mayores que cuando se fuma un porro, pues no se utilizan filtros eficaces que limiten el paso de las partículas nocivas fruto de la combustión.
Mantener la pipa o bong limpios y procurar no usar pipas de madera que pueden aumentar la inhalación de materia orgánica combustionada, son medidas importantes de reducción de riesgos.

Dabbing

Consiste en la inhalación de extractos de cannabinoides de elevada concentración (pueden llegar a 75% de THC) como el Butane Hash Oil (BHO), el Ice Water Hash o el Rosin Hash.
La dificultad para calcular la dosis por su elevada concentración y la posibilidad de inhalar residuos tóxicos resultantes del proceso de extracción hacen a este método uno de los mayores riesgos que entrañan para quien consume.

Vaporizado

Es rápida y limpia. Hay que tener cuidado al dosificar, pues aprovecha casi el 100% de los cannabinoides (a diferencia del 40% que se aprovecha cuando se fuma). Se recomienda inhalar con menos frecuencia e intensidad que al fumar.
Se evitan riesgos asociados a la combustión, siempre y cuando el vaporizador esté bien calibrado en las temperaturas de vaporización adecuadas.

Vapeado

En principio es una vía rápida en la que también se evitan los riesgos asociados a la combustión. Actualmente, se desconoce el efecto que puede tener sobre la salud la inhalación de algunas de las sustancias que componen el líquido del vapeo. No se utiliza la planta directamente, sino líquidos que contienen extractos con distintas concentraciones de cannabinoides.

Energy Control Vapeado

Si quieres ampliar esta información puedes encontrar más recomendaciones y materiales sobre cannabis, o de otras sustancias, en la página web de Energy Control.

También si te interesa el cannabis terapéutico puedes ver el último consultorio que hemos realizado en Verde Medicina con la Dra Sarah Chinelo y los compañeros de Smoking Map.

Por último, recordad que ya está publicado el nuevo Marihuana News 109, con toda la actualidad cannábica y los mejores consejos para tu cultivo.

Etiquetas:

Categorizado en: