Extracciones 04, Hielo y agua

Agosto 23, 2016 10:18 am

Hoy vamos a mostraros como se hacen extracciones con hielo y agua

Y analizaremos las peculiaridades de esta técnica que permite obtener el conocido Bubble Hash.
La mítica SUGAR BLACK ROSE del banco Delicious Seeds va a ser la variedad escogida para realizar el bubble hash. SBR es conocida por su amplio palmarés de copas cannábicas ganadas.
Es el cruce resultante entre un clon élite de Black Domina que data del año 98 y que define en su línea el concepto Domina en todos sus ámbitos. La otra parte del puzle la completa la genética que aporta un clon élite de Critical Bilbo.
Esta variedad de porte compacto y muy ramificado da como resultado abundantes producciones de cogollos de dulce y afrutada fragancia. Con efectos instantáneos pero duraderos en el tiempo. Todo una campeona creada para los más exigentes campeones.

Sistema de extracción con hielo de Mila Jansen

Hace ya década y media que Mila Jansen, la gran gurú del hash, aportó al mundo cannábico uno de los mejores legados que hemos recibido en materia de extracciones. Su peculiar sistema de extracción con hielo resultó una técnica novedosa que hasta entonces nadie se había planteado.
Esta tipo de extracción con hielo y agua presenta el inconveniente de la pérdida de aromas debido al lavado de los terpenos más volátiles por el agua.
Para llevarla a término se precisa además del hielo y agua, dos cubos, cualquier objeto que permita batir la mezcla, un colador, y unas mallas especiales como las Bubble Hash Bags de Cooltech.

Bubble Hash Bags

BUBBLE HASH BAGS es un kit de mallas disponible en dos juegos distintos de 3 o 5 mallas de diferente micraje cada una.
Esto permite hacer recolectas simultáneas pero de diferentes calidades, ahorrando tiempo y aumentando la productividad.
La malla de mayor micraje es la encargada de retener la materia vegetal aunque todavía permite pasar impurezas vegetales que las otras mallas se encargan de ir separando. El resto de mallas permite separar la resina de la materia vegetal para mejorar la calidad del producto final.
Nosotros para hacéroslo más fácil, hemos optado por el juego más sencillo, el de 3 mallas. Con él podremos obtener 2 calidades distintas en cada pasada.

Empezamos congelando la yerba

Como sucedía en el caso de las extracciones en seco por cribado, también hay que congelar previamente la yerba de origen antes de proceder a la extracción con hielo, con media hora de antelación será suficiente.
Lo primero que hay que hacer es llenar 1/3 del volumen de uno de los cubos con agua, si está fría mejor, y a continuación añadir el hielo hasta cubrir aproximadamente la mitad del volumen del cubo.

En cuanto la temperatura del agua descienda entre 1 y 4 ºC introducimos la yerba bien deshecha en el cubo, con el agua y el hielo. Tomamos la batidora y comenzamos a batir durante un intervalo de 15 minutos. El modo más sencillo de hacerlo es con la ayuda de una simple máquina de taladrar y una varilla de batir.
Transcurridos los 15 minutos de batido, tomamos el cubo restante y le colocamos las mallas, recordad que siempre van puestas en orden ascendente, es decir, de menor a mayor micraje.

Filtramos el agua, hielo y yerba por las Bubble Has Bags.

Sirviéndonos de unos guantes para evitar que se entumezcan las manos con el agua congelada, prensamos la malla que contiene la materia vegetal hasta extraerle el agua que contenga. Hay que ser cuidadosos de no introducir materia vegetal en las mallas de recolección.
Si las mallas de recolección sueltan espuma las podemos aclarar con agua para posteriormente prensarla con la mano. Para facilitar el secado de la resina recolectada hay que reducirla a polvo para lo que usamos un simple colador de cocina.

Un cartón cubierto de papel secante o de horno

Es el lugar ideal para dejar reposar la resina pulverizada hasta que termine de secar. Para prensar la mezcla final es importante no hacerlo antes de 20-30 días de secado.
También hay que evitar los días de máxima humedad ya que ello puede alterar las cualidades organolépticas y calidad final del Bubble hash. Podemos ayudarnos de un deshumidificador para mantener una humedad relativa entorno al 30 %.

Repetir el proceso.

Podemos repetir el proceso tantas veces como sea posible. Teniendo en cuenta que a cada pasada que le demos irá disminuyendo tanto la calidad como la cantidad obtenida. Es conveniente trabajar por separado la resina obtenida en cada malla. Y en cada lavado para no mezclar las diferentes calidades que se van obteniendo.

Lavadoras de extracción.

Además de este método tan sencillo de extracción con hielo con una batidora manual, el mercado también nos ofrece una cómoda y práctica lavadora de extracción. Algo más costoso para el bolsillo pero que resulta muy fácil de conseguir en nuestro grow de confianza.
Las lavadoras de extracción están construidas con un material que permite mantener fría la temperatura del interior. Vienen acompañadas de un filtro piramidal donde se introduce la yerba a procesar.
En la parte inferior presenta un tubo de desagüe por donde se evacúa el agua batida con la resina para poder pasarla por las mallas de filtrado. El proceso es el mismo que en el batido manual.

Se programa para 15 minutos.

Se rellena 1/3 del volumen de la lavadora con agua y le añadimos hielo hasta completar la mitad aproximadamente, y cuando el agua esté entre 1 y 4 ºC se introduce el filtro piramidal con la yerba. Programamos para 15 minutos y una vez transcurridos los mismos sólo resta pasar el agua por los filtros de recolección.
Para los siguientes pasos se procede exactamente igual que con la batidora manual. Aclarar las mallas y recoger el bubble hash.
Pasarlo por el colador para pulverizarlo al máximo. Proceder a su secado y no prensar antes de 20-30 días.
En próximos programas más, y recordad ¡No dejéis de vernos y de compartirnos!

Categorizado en: