Bho: Extracción con gas butano

Abril 24, 2017 8:53 pm

Extracción y purgado de aceite de cannabis con gas butano.

En el programa anterior comenzamos nuestra andadura en las extracciones con solventes mediante etanol. Hicimos especial hincapié en las medidas de seguridad a adoptar. Hoy analizaremos el bho: la extracción de aceite de cannabis con gas Butano. Bienvenidos a otro programa más de Extracciones, la sección que sublima tu mente.

Qué es el bho.

El bho, siglas de Butane Honey Oil o Butane Hash Oil es el nombre por el que se conoce a la técnica extracción usando gas butano como solvente. Se alcanzan concentraciones muy elevadas, superiores al 80% y rendimientos sobre el 20%. Pero eso si, no exentos de riesgos dada la propia naturaleza del butano.

Debido al alto riesgo que supone trabajar con este tipo de solvente al ser altamente inflamable, desde aquí os recomendamos no realizar este tipo de extracción sin las medidas de seguridad adecuadas y bajo supervisión profesional.

Muchos son los casos de incautos, por no hablar directamente de irresponsables, que saltan a las páginas de sucesos de los medios de comunicación por no tomarse en serio las normas de seguridad mínimas recomendadas.

El gas butano, al ser más denso que el aire, se condensa en las partes bajas. Por lo que no se debe hacer extracciones en sótanos, ni tampoco en lugares cerrados, y por supuesto estar alejado de luces, fuentes de calor o equipos electrónicos. Así como utilizar medidas de protección adecuadas como guantes, gafas de seguridad y prendas confeccionadas con fibras naturales. Ya que una mínima chispa puede hacer saltar todo por los aires.

Deep Mandarine la variedad escogida.

La elegida para esta extracción es una variedad cuyos creadores dotan de alto valor medicinal. Se trata de DEEP MANDARINE. Una apuesta en firme por la marihuana medicinal de altos niveles en CBD de nuestros amigos de Delicious Seeds, siempre a la vanguardia.

DEEP MANDARINE es el resultado de años de búsqueda y trabajo sobre líneas genéticas con perfiles altos en CBD. Su linaje procede de la mítica Sugar Black Rose. Multicampeona de copas y que no necesita carta de presentación.
con un clon de Karmen, una variedad con notas cítricas pero efectos moderados dado que su ratio THC/CBD es de 1 / 1,5.

El resultado es una planta con una fenotipo idéntico a la Sugar Black Rose pero con un sabor intenso a mandarina. Lo que ha dado origen a su singular nombre. En las analíticas realizadas a diversos ejemplares se han alcanzado ratios THC/CBD de 1 / 1 hasta incluso 1 / 3, con un 4 % en THC y hasta un 15 % en CBD.

Se trata, por tanto, de una variedad de suaves efectos que permiten conllevar una actividad diaria normal. Sin el efecto tan “High” que provoca el THC. Indicada para la gente que busca su medicina pero con efectos más llevaderos.
La forma más popular de extracción de BHO es también la de mayor riesgo. Consiste en inyectar el gas por un tubo de acero inoxidable rellenado con la yerba, para que el gas a su paso arrastre los cannabinoides.

Para llevar a término esta sencilla pero peligrosa técnica, basta con un tubo de acero inoxidable, carbón activo, un filtro de cenizas o un paño, así como una pequeña brida y una bandeja de borosilicato.

Cómo hacer el bho.

Para realizar esta operación de forma “casera” puede usarse una cañería de acero inoxidable modificada. Aunque en el mercado puedes encontrar una gran variedad de tubos de extracción, bastante asequibles, testeados y mucho más seguros. O versiones mucho más evolucionadas como las columnas de extracción de Hemptools. Con dos llaves y columna inundable que permiten trabajar tanto con hielo como con hielo seco obteniendo un mayor rendimiento.

En primer lugar se introduce la yerba en el tubo. Por el lado dónde inyectaremos el gas. Colocamos un pequeño compartimento con carbón activo, mientras que a la salida colocamos el filtro de cenizas o un paño fijado con una brida para impedir que salga la materia vegetal.

Antes de comenzar a trabajar con el solvente, es imprescindible usar unos “guantes especiales de frío anti-estático”. Ya que durante el proceso el tubo alcanzará temperaturas extremadamente bajas. No olvidemos que esta parte del proceso debe realizarse SÓLO EN EXTERIOR.

El gas butano como solvente.

Una vez todo listo se aplica el gas por el orificio de entrada. El gas se condensará y por gravedad irá cayendo arrastrando los cannabinoides y terpenos consigo. En la bandeja de borosilicato se recoge la disolución de gas y extracto.

A continuación se procede a evaporar el butano mediante una placa de calor regulable a unos 35º-40º. En caso de no disponer, con un sencillo baño maría mediante un barreño con agua caliente. Eso sí, MUY IMPORTANTE si no queréis volar por los aires, sin fuente de calor.

Es útil usar un termómetro para controlar que el agua está a la temperatura adecuada. Para ello será necesario renovarla cuando sea inferior a la recomendada. También podemos ayudarnos de un calentador de agua
La extracción comenzará a burbujear de una forma intensa e irá disminuyendo el burbujeo a medida que el gas vaya evaporando.

El purgado.

Una vez evaporado casi t odo el gas se procede a batir la extracción resultante con un punzón para que termine de expulsar el resto del gas. En cuanto se ha evaporado el butano ya puede recogerse el extracto con una espátula, cuchilla de afeitar o similar ya que se trata de un material viscoso y pegajoso, incómodo de trabajar, y por ultimo,proceder al purgado final.

Ya solo bastará poner la extracción sobre papel vegetal para proceder a su purgado, que se puede llevar a cabo con la ayuda de una placa de calor, o mucho mejor, rápido y más profesional con un horno de vacío.

Una vez finalizado el purgado ya podemos degustar esta deliciosa extracción de DEEP MANDARINE, pero ojo, siempre con moderación! Recordad que el cuerpo humano sólo puede tolerar hasta 5000 ppm de butano diarias y altas concentraciones de THC son desaconsejables. En próximos programas más. Y recordad … no dejéis de vernos y de compartirnos. ¡Nos vemos!

Categorizado en: