#22 HACER ESQUEJES.

Octubre 17, 2016 10:21 am

Veamos cómo hacer esquejes

En el anterior programa pudisteis ver cómo trasplanté las plantas que habían marcado hembra, desechando a los machos. Hoy podréis ver cómo hacer esquejes. Como sabéis es la única forma de tener una réplica exactamente igual de una planta.
Dado que hacer esquejes es la forma de mantener una copia de determinada planta, lo primero que debemos asegurar es que no confundimos una planta y sus esquejes con el resto. Por eso tanto la planta madre como sus esquejes se marcan con nombre y un número que los diferenciará de sus hermanas. Por cuestión de comodidad, pongo el nombre en vasitos llenos de agua. De este modo, a la vez que se van hidratando, puedo hacer los esquejes en una mesa sin necesidad de sacar las plantas enteras.

Aproveché las ramas bajas antes del transplante. En este caso los brotes están igualmente sanos. Si estuvieran débiles o con hojas amarillas no serían adecuados para esquejar.

Los útiles necesarios comienzan con un bisturí o cutter bien afilado y desinfectado.

Como sustrato esta vez he elegido fleximix por comodidad, pero puede usarse turba, coco, lana etc regando el mismo con estimulador de raíces. BAC.
Un esqueje “de manual” debería tener al menos tres nudos para eliminar uno y que las heridas queden enterradas en el sustrato para que de éstas broten las raíces. Pero si las ramas no tienen nudos, se puede pelar el extremo e incluso practicarle pequeñas incisiones antes de pasarlo por las hormonas que favorecerán la aparición de raíces.
Una vez cortado solo tengo que introducirlo en el sustrato, cortando un poco el exceso de hojas, para prevenir la deshidratación. No olvidar colocarle su etiqueta.
Cuando están todos cortados y etiquetados solamente queda, pulverizarlos con agua destilada. Luego meterlos en un invernadero cuya tapa podemos pulverizar también para favorecer que la humedad se mantenga por encima del 80%. Eso sí, nunca con agua encharcada al fondo.

Ya están hechos los esquejes.

Ahora solo hay que mantenerlos bajo luz blanca de fluorescente o bajo consumo. En un fotoperiodo de crecimiento. En diez quince días estarán listos para trasplantar. Si alguna de las plantas que empiezan ahora a florecer me gusta especialmente, podría convertir su esqueje en una madre. Y de ésta podría sacar todas las copias necesarias durante el tiempo que quisiera. Esto es la maravilla de la clonación.
Pasados unos días del trasplante las plantas empiezan a crecer rápidamente. El cambio a 12/12 provoca un cambio tan drástico en tan pocos días que nunca me acabo de acostumbrar. Fijaros qué tamaño y frondosidad han alcanzado en poco tiempo.
En el próximo programa asistiremos a la entrada en floración de mis niñas. Y a la poda, que esta vez no quiero que me pase lo de siempre y me pille el toro.

Categorizado en: